Pobres criaturas

  • Gran Bretaña Poor Things (más)
Tráiler 1

Sinopsis(1)

La increíble historia y la fantástica evolución de Bella Baxter (Emma Stone), una joven revivida por el brillante y poco ortodoxo científico Dr. Godwin Baxter (Willem Dafoe). Bajo la protección de Baxter, Bella está ansiosa por aprender. Hambrienta de la mundanidad que le falta, Bella se escapa con Duncan Wedderburn (Mark Ruffalo), un sofisticado y perverso abogado, en una aventura vertiginosa a través de los continentes. Libre de los prejuicios de su época, Bella se vuelve firme en su propósito de defender la igualdad y la liberación. (20th Century Studios España)

(más)

Videos (23)

Tráiler 1

Reseñas (12)

POMO 

todas reseñas del usuario

español ...y Eduardo Manostijeras encontró en Bella al amor de su vida... El intelectual Yorgos Lanthimos en el mundo fantástico de Tim Burton con una importante dosis de sexo, el tema socialmente candente de la emancipación, encuadrado en la forma art para aspirar a los premios cinematográficos más altos. Una parábola grotesca sobre la mayoría de edad y la realización del Yo femenino, mezclada con un humor especial. Una maravillosa paráfrasis en blanco y negro de Frankenstein, con una brillante descripción del comportamiento instintivo de la mente infantil curiosa en un cuerpo adulto con sus necesidades físicas. Un adecuado proceso de caída de la razón y el ego masculino después de enamorarse de una feminidad sexualmente animal y mentalmente trastornada. Una golosina artística europea en espíritu, que todos los actores de Hollywood anhelan. Tal vez le dé una quinta estrella más tarde, tal vez no. Muchas de las escenas me parecieron exageradamente artificiales y no tan divertidas como a la mayoría de los espectadores que se estaban muriendo de risa. [Sitges FF] ()

Goldbeater 

todas reseñas del usuario

español La hija de Frankenstein y su odisea emancipadora por Europa y el Mediterráneo. Yorgos Lanthimos nos presenta una vez más un extracto de un mundo de fantasía distorsionado, que, sin embargo, tiene más paralelos con el nuestro de lo que cabría esperar inicialmente. La historia se centra en el desarrollo del personaje Bella, quien fue devuelta a la vida después de la muerte por un peculiar científico, después de lo cual aprende sobre el mundo con el cerebro de un niño y gradualmente se desarrolla en todas las direcciones, incluso aquellas que podrían ser descritas como tabú. Emma Stone ofrece una interpretación magistral y su personaje añade más y más capas a medida que pasan los minutos de la película hasta el triunfal final. Este espectáculo llamativo, visualmente extravagante y humorístico sobre el viaje del inexplorado personaje principal para aprender sobre el mundo real y la emancipación gradual definitivamente no permitirá que te aburras ni por un momento. [Sitges 2023] ()

Anuncio

RUSSELL 

todas reseñas del usuario

español La odisea emancipadora de “La hija de Frankenstein” a través de un extraño mundo steampunk ambientado en la época victoriana. Yorgos Lanthimos es el cineasta más singular que existe hoy en día, y me alegra ver que ha transformado con habilidad y ligereza su firma única de pequeñas y extrañas películas griegas en películas de estudio; en este caso, incluso con un enorme presupuesto de 70 millones de dólares, un gigante salto respecto a la anterior La favorita, que costó 15 millones. Al mismo tiempo, no tengo la menor sensación de que en sus últimos trabajos hubiera hecho concesiones; al contrario, él incluye en sus visiones una constelación de actores de primer nivel, que quieren trabajar con él a cualquier precio y cuyas habilidades de actuación lleva a otros niveles, a menudo hasta ahora desconocidos. A Willem Dafoe lo veo excelente aquí, no es necesario especificarlo más. Además, hay que destacar la actuación absolutamente fenomenal de Mark Ruffalo, en la que se puede sentir cuánto disfruta del papel y básicamente se roba cada escena para sí mismo: es su papel más interesante desde Zodiac. Pero nada puede eclipsar a Emma Stone, que le dio absolutamente todo al papel de Bella, lo mostró todo y se esforzó al máximo: una actuación realmente sin precedentes y el punto culminante de su carrera hasta el momento. Por cierto: Wednesday no se puede comparar con ella, ¡Emma tiene el baile más importante de los últimos tiempos! ()

Filmmaniak 

todas reseñas del usuario

español La película de Lanthimos más extravagante hasta el momento. Uno de los cineastas más singulares de la actualidad realmente se soltó como nunca. Además, tenía mucho dinero para hacer realidad sus visiones locas. El resultado es una comedia extraña compleja, escandalosamente divertida y llena de significados, con motivos de Frankenstein, sobre el viaje emancipador de una mujer para aprender sobre el mundo y sobre sí misma. Una mujer con cuerpo de adulto y cerebro de su propio hijo por nacer, a quien seguimos a través de una narración por capítulos en un viaje por Europa, rompiendo todas las convenciones sociales imaginables, socavando gradualmente el patriarcado y finalmente apuñalándolo por la espalda y pasando por un completo desarrollo acelerado de un bebé pequeño curioso, por una adolescente ingenua, hasta una intelectual elocuente con una opinión clara sobre la situación. Diálogos inteligentes, conceptos reflexivos, temas de actualidad, imágenes visualmente embriagadoras, actuaciones cautivadoras, ideas endiabladamente morbosas, mucha desnudez. Una película artística como el vino, las nominaciones al Oscar son inevitables. ()

Marigold 

todas reseñas del usuario

inglés Yorgos Lanthimos’s greatest hits (coloured and expressively remixed). At its core, Poor Things is Dogtooth part II with the layout of an emancipation drama. Here we have a similar constellation – father-creator, who tries to protect a woman-child from the dangers of the world and foster in her a pure being, which makes him a god and a tyrant. Here we have a heroine who moves strangely, which reflects the twisted nature of the world and the attempt to free herself from conventions that others have imposed on her. Where Dogtooth ended, however, Poor Things begins. Bella and her journey of initiation through the world are reminiscent of a sexual and social bildungsroman with several stops along the way to discovering that her body belongs to her and her alone. This is a realisation that the heroes and heroines of Lanthimos’s previous films came to only painfully and with difficulty, usually ending in an embarrassing misunderstanding. The clumsy rebellion against convention, the arbitrariness of social rituals, the ego of men who try to remake women in their own image – in Poor Things, these Lanthimos trademarks are made more digestible because the film externalises them and caricatures them to an even greater extent. Nevertheless, it doesn’t sacrifice a certain amount of unpleasantness and the ability to put the viewer on the edge of their seat. I would place Bella and her escapades in schools instead of sex-education classes. Everything essential is there. Unfortunately, I only half believe Yorgos’s inner Zeman/Jeunet. I have always seen him as a brutalist and cinematographer Robbie Ryan as a realist. I find their pastel colouring books to be borderline kitschy – “attract with originality” recklessly overlaps with “make faces in every close-up”. Lanthimos’s originality has always consisted not in any spectacularly eccentric outward presentation, but in creating a picturesque initial situation, twisted realism and working with actors as if they were living marionettes. Of course, the actors are magnificent; I would point out the wonderful cameo by Hanna Schygulla in the role of an old woman who doesn’t shy away from talking about her sexuality. We can interpret Poor Things in various ways and probably every interpretation will have its own vague truth. Personally, I interpret the film as a metaphor for Lanthimos’s work, which began with warped and manipulative experiments on human material in an ugly laboratory and grew into comprehensible and mainstream catharsis in colourful settings. In my heart and soul, I will always have a greater affinity for his older, scarred dystopian freakshows about people dragged along by conventions than for his pathological fairy tales about poor wretches who have become masters of their own bodies and fate. ()

Galería (144)